EntrevistasNoticias

Una mujer navegante de rallys

Liz Tejeda, la belleza en la competencia automotriz

Como lo hemos dicho las mujeres han invadido el mundo automotriz, ahora presentamos a una mujer mexicana navegante de rallys quien lleva la responsabilidad de ser los ojos del piloto en los tramos de velocidad, es la parte previsora de la carrera, Liz Tejeda.

Liz cuenta que siempre le han gustado las carreras de rallys, sabía de fechas, nombres de los pilotos, rutas, etcétera, y así fue como Luis Peña Flor, un piloto de Morelia,  la invita en el 2003 a ser navegante pues en ese momento se quedó sin navegante.

“Toño me llevó al Club Automovilístico de Morelia (ACAMAC) ahí empecé apoyando en la organización, dos corredores de Morelia son mis padrinos, me dedicaron un día entero  en la carretera de mil cumbres,  me enseñaron las cosas básicas de lo que tenia que hacer. Tengo 9 años siendo navegante ya cuando la gente te conoce los pilotos te buscan, te van invitando”.

¿Qué es un navegante?

Un navegante es como la conciencia dentro de la tripulación, son los ojos anticipados del piloto en los tramos de velocidad y es la parte previsora. Es la que tienen que estar al pendiente de la parte logística de cómo se va desarrollando el rally de medir tiempos, ver que el piloto este bien. De ir campando si no trae algún problema el coche, de llegar al servicio.  Es un poco como el cerebro “podríamos llamarlo, la conciencia del piloto”.

Siempre tienes que ir midiendo y viendo que todo este bien. Lo básico que hacen es lo que llaman “cantar” es  diciéndole las curvas anticipadamente para hacer que vayan más rápido en el tramo.

“Nosotros corremos en tramos abiertos entre pueblos y ciudades,  corremos en carreteras reales no en una pista hecha. Vamos antes de cada rally tenemos una fecha antes, y acudimos para hacer un “Levantamiento” que es hacer una libreta especifica y curva por curva. Le damos grados, les ponemos indicaciones, a las curvas, que cuando yo se las digo a la hora de la carrera al piloto ya sabe que vamos a hacer, si frena o acelera, de que tamaño la curva, de que grado es, si esta resbalosa. Evitar que el piense lo más posible, para que eso nos permita ir rápido, y se enfoque en manejar”.

Obviamente los rallys son muy impredecibles siempre hay factores como animales, puede llover o haber piedras y no estaban cuando se hizo el levantamiento, y eso hace cambiar los trazos y la trayectoria. Eso se trata, de que pase lo menos posible

“Mis padrinos Eduardo Naranjo y Rogelio Martínez de Morelia, me enseñaron las cosas básicas, pero la manera de levantar se va dando con el tiempo. El levantamiento es muy personal hay gente que utiliza curvas del 1 al 5, otros utilizan fulls otros hasta el 10. Como navegante tienes que irte adaptando a cada piloto ya que cada uno tiene una forma muy personal de hacer sus levantamientos, pues a final de cuenta yo solo le digo lo que tiene que hacer con su lenguaje”.

Cuando se hace el levantamiento van navegador y piloto juntos, lo hacen curva por curva. “El piloto va indicando el levantamiento pero de repente veo que no coincide, ponemos otra cosa, tratamos de poner metros a lo mejor veo que si ponemos indicación, esta es frenar poco, para dar un piquetito al coche y frenar poco, para tomar la curva siguiente o es frenar mucho, son detalles que si perfeccionan entre los dos antes de la carrera”.

Nunca dejas de aprender siempre hay gente que le funcionan cosas distintas, platicas con la gente si te funciona lo tomas. Yo soy un copiloto. Trato de enfocarme por año ya tengo comprometido mi año con el piloto Emilio Velázquez, empecé con el  a mediados del año pasado -2011- entonces mi meta por lo pronto para este año es terminar con él el campeonato, hacer que quedemos en un buen lugar lo mejor posicionados posibles y con el corro también la carrera Panamericana, ya esta el proyecto que la hagamos juntos este año se lleva a cabo en el mes de octubre”.

Liz Tejeda navegante del campeonato nacional de rallys y Carrera Panamericana, es un ejemplo de que no hay límites para las mujeres. Ella orgullosa porta el equipo de corredor de autos, un traje con protección por si llega el auto a encenderse, todos los cuidados que tiene un piloto, pero con la femineidad y belleza que caracteriza a la mujer.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Mira también

Cerrar
Cerrar