Motos custom

Alcanza Dubanok la meta y llega en moto la región más alta del continente europeo en el polo norte

 

Primera vez que un biker mexicano ha hecho el recorrido de Tarifa a Nordkapp, al recorrer 14,600 kilómetros en una motocicleta con placas mexicanas por más de 15 países europeos

 

La meta fue alcanzada, por primera vez que un biker mexicano ha hecho el recorrido de Tarifa a Nordkapp, al recorrer 14,600 kilómetros en una motocicleta con placas mexicanas por más de 15 países europeos para llegar al polo norte a través de carreteras y no por autopistas.

De esta manera, Dubanok Onoff se convierte en el convierte en el primer motociclista mexicano en cruzar el círculo polar artículo por dos continentes.

Días antes de dicho objetivo,  Dubanok salió de Moscú con dirección a San Petesburgo por un complicada carretera y con lluvia, lo que casi no se había presentado durante todo el Euro Russian Expedition.

Llegada de noche a San Petesburgo, precioso ciudad rusa con gente muy amable y generosa, cuya población también gusta de vivir la vida alegre, la convivencia e incluso el baile.

Salida de territorio ruso e ingreso a Finlandia hacia la zona del Círculo Polar Artico, aparecen los renos por todo el camino y momento de hacer campamento a 600 kilómetros de Nordkapp, en plena zona de la Laponia y a un día del objetivo.

La Laponia es una región geográfica de Europa del Norte que limita por el norte con el océano Ártico, por el oeste con el mar de Noruega, y por el este con el mar de Barents.  Está dividida entre los Estados de Noruega, Rusia, Suecia y Finlandia.

El último tramo, ya en territorio noruego, con mucho viento y llegada a Nordkapp, la sensación de logro es única y las lágrimas del motociclista inevitables, la mitad de la travesía llamada Euro Russian Expedición ha sido concretada. El comportamiento de la motocicleta, la Negra Tomasa insuperable.

El último tramo dominado por el viento, aunque a la llegada algo de sol, la luz es interminable en esta zona del mundo y al fondo el Polo Norte como vista. El sol de medianoche en pleno, a pesar de lo cual el clima en esta temporada del año es de cerca de los cero grados.

Era momento de hacer un alto y pensar en los retos para llevar a cabo esta travesía, esta otra forma de turismo y de ir en busca de los sueños, “en este caso la frase es más propicia que nunca, la felicidad no es un destino si no un camino”.

A disfrutar de Nordkapp, a pesar de la falta de telefonía celular por averías propiciadas incluso por el clima.

Un día después salida hacia los fiordos de Noruega para iniciar con la segunda parte de la travesía por la Atlantic Road. El Euro Russian Expedtion de un mexicano en motocicleta se ha cumplido en su primera parte.

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar