Motos custom

Celebran a la Honda Super Cub – 1ª parte

Se cumplirán los 60 años del tan icónico modelo.

 

En este 2017 el modelo Super Cub alcanzará un nuevo récord de producción, llegando al hito de 100 millones de unidades. Por si lo anterior fuera poco, en dos años más, también se cumplirán los 60 años del tan icónico modelo. Este es un pequeño recuento que hemos decidido realizar para festejar a uno de los modelos más representativos de Honda.

El nacimiento

En 1956, Soichiro Honda y Takeo Fujisawa viajaron a Europa para analizar y estudiar cuál sería su siguiente producto de producción masiva. En lugar de ello, ambos encontraron grandes diferencias en las condiciones de cada país, así como el uso que se le deban a las pequeñas bicicletas. Esto los llevó a la firme convicción de la necesidad inminente de desarrollar un nuevo concepto de motocicleta.

A su regreso a Japón y por un año entero, Honda y Fujisawa se enfrascaron en la búsqueda de nuevas ideas para la creación de una nueva motocicleta basada en lo que habían aprendido en Europa. El nuevo modelo no sería ni un mono cilindro ni un scooter, debería de ser un vehículo que la sociedad japonesa en realidad deseara y apreciara aún sin ni siquiera conocerlo todavía. Debería de ser un modelo de fácil manejo único para el público japonés y también para Honda.

Para ese entonces, todo mundo dentro de la compañía hablaba sobre la necesidad de crear un motor más grande, pero al mismo tiempo todos acordaban en reunir los esfuerzos necesarios para poder producir una pequeña moto para las masas que le ofreciera a Honda una nueva oportunidad de inicio.

Como lineamientos principales para el nuevo desarrollo, Honda y Fujisawa dieron a su gente la instrucción de «crear cosas que cupieran en una mano, crear cosa que fueran fáciles de operar» … o dicho de otra manera más puntual:

El nuevo desarrollo debería de contar con un motor de cuatro tiempos silencioso y eficiente, un chasis o «cuerpo» de dimensiones tales que también las mujeres pudieran maniobrar fácilmente, una nueva caja de cambios que no requiriera de embrague y un diseño realmente agradable que se viera fresco y atemporal.

«El viejo (como se le decía a Honda) dijo que tomando en cuenta el pésimo estado de los caminos en Japón, el motor debería de tener por lo menos 4 caballos de potencia. También agregó que el manejo de la motocicleta debería de ser fácil inclusive en estas pésimas condiciones,» recuerda el diseñador industrial Jozaburo Kimura, quien apenas se había unido al equipo Honda en noviembre de 1956. «Por su parte, el Sr. Fujisawa agregó que esta debería de ser una motocicleta que todo mundo pudiera conducir, especialmente las mujeres. Así que el motor no debería de ocultarse.» 

Así fue como el departamento de motores tomó la iniciativa para impulsar el desarrollo hacia delante. Estando aún en la fase inicial del estudio, y teniendo la estructura básica del marco en cuenta, la idea de crear un motor horizontal comenzó a tomar forma. Montar el motor horizontalmente fue considerada como la mejor solución para montar la motocicleta sin dejar el motor expuesto completamente. El diseño del marco también ofreció una nueva e intrépida solución, con un tubo principal más bajo que hacía más fácil montar el vehículo.

… Continuará

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar