Motos custom

Llegó a su fin la aventura del ALASKA EXPEDITION

Regresó el biker Dubanok Onoff a la Ciudad de México

Después de 45 días y más de 25,000 kilómetros de recorridos en “la Negra Tomasa” a lo largo de tres países y en todos los climas, además de todo tipo de terreno, el biker mexicano de origen colombiano Dubanok Onoff regresó el 24 de julio a la capital mexicana para cumplir con una travesía que muy pocos han hecho y que refleja el espíritu aventurero de los amantes del motociclismo de viajes y de aventura.

El Alaska Expedition llegó a su fin y el biker Dubanok cumplió así con uno de sus objetivos que era recorrer una buena parte del territorio mexicano, lo largo de Estados Unidos, Canadá y adentrarse en Alaska para llegar hasta Prudhoe Bay, el lugar más septentrional del continente americano, último sitio en donde un vehículo motor puede llegar.

 Al salir de San Francisco de regreso a casa, el Alaska Expedition pasó por la montaña de Nacimiento Road, el castillo Hersch hasta la ciudad de Los Ángeles; dos días allí en sitios icónicos del motociclismo californiano, como el Century Motorcycles, el taller más antiguo de Estados Unidos para motos, el cual funciona desde 1953 con motos antiguas de colección, incluso una valuada en un millón de dólares.

Luego de ir al encuentro de motociclista en Deus ExMachine de estilo custum, fue momento de ingresar a territorio mexicano hacia Tecate y Rosarito para dormir en Mamá Espinoza.

Es ese lugar que Dubanok inició la Baja Mil para tomar trayectos de esta icónica carrera así como de la Transpeninsular en una rodada de exigió al máximo al biker. A partir de santa Rosalía el clima era de entre 40 y 42.5 grados centígrados y no es posible parar ya que no hay poblados y una zona en donde el tiempo parece detenerse.

Le siguieron Todos los Santos y Los Cabos, desde donde la travesía pasó al ferry hacia Mazatlán y posteriormente al estado de Jalisco para “enfilar” hacia la Ciudad de México a donde llega este día domingo para cumplir con el sueño que muchos bikers tienen pero que muy pocos hasta el momento han consolidado.

Al llegar a la capital mexicana, Dubanok Onoff se mostró emocionado por el regreso al lugar donde vive con su familia, e hizo un reconocimeinto al extraordinario desempeño de su “Negra Tomasa”, una BMW 1200GS, que durante todo el trayecto mostró enormes condiciones y resistencia técnica a prueba de todo.

Igualmente el biker hizo un reconocimiento a sus patrocinadores, los pantalones de protección especializada diseñados para bikers Black Label Biker y a Dupont, la marca que desarrolla el material de fabricación de este tipo de prendas, así como a todos los amigos y familiares, además de empresas como Cesvi México, que de alguna y otra manera apoyaron la realización de este sueño.

Finalmente Dubanok Onoff dijo que próximamente emprenderá otros retos de travesías en carretera e hizo votos porque el motociclismo de travesía y de entretenimiento se expanda en México y ayude a crear conciencia vial y seguridad para todos quienes transitan las carreteras en motocicleta por diversión dentro y fuera de nuestro país.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar