Motos custom

Servicio y mantenimiento de la suspensión delantera en una motocicleta

De esto depende su buen manejo

Colaboración: CESVI México

El sistema de suspensión de una motocicleta está integrado por: barras de suspensión delantera, amortiguadores y basculante. Estos componentes soportan el vehículo sobre sus ejes y ruedas, de esto depende su buen manejo, por lo que se requiere llevar un estricto control de servicio y mantenimiento de cada uno de sus componentes.

El  servicio y mantenimiento básico como el cambio de aceite, se realiza en la suspensión delantera y en los retenes de la barra; si los brazos de la barra deslizante se encuentran dañados será necesario su reemplazo.

PROCEDIMIENTO

A continuación se describen los pasos a seguir para el servicio y mantenimiento de la suspensión delantera, tomando en cuenta que será necesario realizar el cambio de aceite y el reemplazo de los retenes.

1.- Como primer paso se verifica la suspensión delantera. Para esto es necesario fijar la moto sobre piso firme, enseguida se acciona el freno delantero y se ejerce presión a fin de identificar cualquier ruido que pudiera producir.

2.- Posteriormente se coloca el vehículo sobre una superficie plana y firme para trabajar cómodamente.

3.- Se procede a desmontar los accesorios y conjuntos mecánicos, como la salpicadera, caliper, etc. con la finalidad de dejar libre la suspensión y poder desmontar el sistema, teniendo cuidado de no romper o  dañar alguna pieza.

Cabe mencionar que es necesario un elevador especial para subir la parte delantera de la motocicleta y dejar la rueda en el aire facilitando así su desmontaje.

4.- Enseguida se afloja la tuerca del eje delantero, al desarmarlo se verifica el orden de las piezas, como son: separador, arandelas, velocímetro chicote de freno etc. Al retirar el eje delantero, la llanta  se puede deslizar, por lo que se debe tener cuidado de que no caiga para no maltratar las piezas.

Una vez retirada la rueda y los accesorios, se inspecciona la longitud de la barra deslizante para descartar que no esté doblada o rayada, que la botella no esté perforada o estrellada, y que los cubre polvos no estén rotos o cuarteados; es importante marcar la altura de la suspensión para que al montarla quede colocada en la misma posición.

5.- Se aflojan los tapones de las barras (aprox. ¼ de vuelta) y posteriormente los tornillos que sujetan la barra, ubicados en el yugo inferior y superior.

6.- Realizado lo anterior se procede a destornillar el conjunto que sujeta las barras, por lo general al realizar esta acción, las barras se deslizan por gravedad. Una vez desmontadas se colocan en la mesa de trabajo.

7.- A continuación se retira por completo el tapón de la barra. Se debe tener cuidado al realizar este procedimiento, ya que se puede ejercer presión por el muelle que se encuentra dentro de la barra.

Moviendo levemente la barra se retira el aceite por completo, por lo que será necesario bombear varias veces. Una vez que haya fluido todo, se coloca el resorte y se procede a atornillar el tapón.

8.- Posteriormente se coloca la barra en un tornillo de banco para fijarla adecuadamente, protegiéndola con una franela para no dañar la botella. Una vez sujeta se afloja y se retira el tornillo inferior que sostiene al pistón, es importante cuidar la posición de la arandela ya que si se coloca en sentido opuesto al original, puede provocar perdidas de aceite.

9.- A continuación se retira la barra deslizante de la botella, es necesario quitar el guardapolvo y el seguro del retén, ejerciendo un poco de fuerza con la ayuda de un útil afín.

10.- Una vez retirados estos componentes, sin desmontar la barra del banco se tira de ella varias veces para contraerla hasta que salgan tanto el retén como la barra por completo.

Teniendo todas las piezas desmontadas se verifica el estado, orden y posición de cada una de ellas. Posteriormente se limpian con la ayuda de un solvente, evitando que se impregnen los retenes y las gomas ya que podría dañarlos. A continuación se secan a presión con paños libres de pelusa.

Cabe mencionar que se deberán sustituir los retenes y aceite, esto para garantizar el trabajo realizado.

Armado de los componentes de las barras

1.- Se coloca el retén de la barra, protegiendo el filo para no dañar  las partes plásticas, enseguida se aloja la barra dentro de la botella. En este paso es importante que utilicemos un tramo de tubo PVC para empujar el retén hasta fijarlo en su posición original. Posteriormente se instala el seguro y el cubre polvos.

2.- Se coloca el tope de pistón  dentro del  vaso, y se introduce el pistón y resorte en el interior de la barra colocando el resorte de extensión. Posteriormente se atornilla el tapón de barras teniendo cuidado de no apretar demasiado.

3.- Se voltea la barra y con la llave adecuada fijamos el pistón a la base de la botella, verificar el sellado ya que éste deberá estar con el torque adecuado.

4.- Se retira el tapón de la barra para proceder al relleno, consultar en el manual de servicio la cantidad de aceite que se deberá introducir a las barras.

5.- Se atornilla el tapón de las barras con el torque adecuado.

6.-A continuación se montan las barras en los yugos, respetando la altura y posición original.

7.- Realizados los pasos anteriores se da por terminado el armado de las barras, ahora solo queda  por  armar los accesorios que se retiraron en un inicio.

8.- Se monta cada uno de los accesorios en la posición, orden y lugar adecuado para continuar con el procedimiento.

9.- Una vez montados los accesorios se baja la motocicleta del gato y se coloca la unidad en un lugar plano y firme, para realizar pruebas antes de circular.

10.- La prueba será la misma que se realizó en un inicio (accionar el freno delantero y ejercer presión para lograr que la suspensión trabaje), la suspensión deberá accionarse suavemente y bajar uniformemente, el retorno deberá ser lento y sin escalonarse.

Ahora podremos viajar cómodamente sin preocuparnos por las irregularidades de las carreteras,  ya que con la suspensión en buen estado, será más seguro.

Cabe mencionar que no en todas las suspensiones de motocicletas aplica este procedimiento, pero sin duda son similares, por lo que nos puede ayudar en cualquier servicio de suspensión. Sólo hay que verificar cómo se encuentran armadas y el orden de las piezas al momento de desarmar para no tener futuras complicaciones.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar