Noticias

CHRYSLER

Una marca histórica

Por Germán Lizano H. de la Asociación Mexicana del Automóvil Antiguo, A.C.

Walter P. Chrysler fue el fundador del emporio que se conoció como Chrysler Corporation, nació en abril 02 de 1875 en Wamego, Kansas y vivió su juventud en Eilis, Kansas. Su padre era ingeniero en los ferrocarriles Kansas Pacific Railroad, Walter convivió mucho con su padre y al terminar la Hig School se registró como aprendiz en al Unión Pacific Railroad, llegando a ser Super intendente de fuerza motriz en la Chicago and Western Railroad.

Su afición a la mecánica lo llevó en 1905 al Chicago Auto Show ahí compró un Locomobile Pheton por $700 dlls de enganche y adeudando el saldo para $5000 dlls que era el precio. Por supuesto su curiosidad lo llevo a desarmar el auto completamente y aprender como funcionaba cada componente.

Años después en 1911 su fama como ingeniero y administrador lo hicieron llegar a la Buick contratado por el entonces presidente la GM, Charles W. NASH en este puesto llegó a elevar su sueldo de $50,000 a $500,000 dlls anuales!! …..pero llegó a tener fricciones de trabajo con el nuevo presidente de la GM, Willy C. Durant y se retiró de ella en 1920.

Walter Percy Chrysler

SUS INICIOS

Estando quebrada la Willis Overland el grupo de banqueros dueños de las acciones lo contrataron para revivirla, Willis no tenía un producto vendible y Walter Chrysler le rentó parte de sus instalaciones para fabricar el auto que llevaría su nombre el Chrysler Six 1924. Poco antes en 1921 otros banqueros lo contrataron para salvar a la Maxwell – Chalmers.

Con el tiempo y sus buenas experiencias en la industria automotriz W.P.Chrysler encontró a los 3 Ingenieros con los que haciendo equipo formaría la Chrysler Corp.: Seder, Skeleton y Breer iniciando en 1924 la producción de sus propios autos, para finales de 1925 tenía utilidades por $17’000,000 dlls.

En 1928 inicia la producción de Plymouth, en Junio de ese mismo año, compra a los hermanos Jose y Honorato Dodge su marca de autos y en agosto  anuncia su nueva línea: el De-Soto de gran éxito debido a su calidad.

Así Chrysler tenía cubierto cada sector de posibles compradores con autos de diferentes precios. Durante la depresión después de 1929 Chrysler sorteo los problemas financieros bajando el costo de sus autos y vendiéndolos con un pequeño margen de utilidad.

Siendo uno de los hombres más ricos de los Estados Unidos inauguró el 27 de mayo de 1930 el edificio Chrysler en Lexington Ave., en el centro de Manhattan.

Walter Percival Chrysler se mantuvo al frente de la firma hasta 1935 cuando entregó la dirección de su empresa al afamado Ing. K. T. Kéller.

SUS INNOVACIONES

En 1934 la corporación intentó dar un salto adelante en la fabricación de autos y diseñó el modelo Air Flow, demasiado avanzado para su época y considerando entonces como un auto grotesco y feo. Este proyecto mantenido durante los años 34, 35, 36 y 37 puso a la compañía al borde de la quiebra pues la línea De-Soto y Chrysler no se vendían.

Sin embargo muchos avances contenidos en el diseño del Airflow se convirtieron en reglas obligatorias para todas las marcas norteamericanas empezando por los faros integrados a las salpicaderas generalizados en los años ‘40s en toda la industria automotriz o bien la parrilla integrada al cofre que “copió” años después Mercedes Benz.

Para poder salir de la crisis Chrysler diseñó el primer modelo “Retro” de su historia: el Airstream en las marcas Chrysler y De Soto,  aunque conservaba la línea aerodinámica, traía faros superpuestos a los lados de la parrilla, un cofre convencional de apertura por ambos lados, amplios estribos, en fin un “look” Art Decco más conservador, este modelo si se vendió  y su aceptación entre el público comprador salvo a Chrysler de la quiebra.

Chrysler 1936 Airstream, 8 cilindros.

Chrysler siempre ha sido líder en avances, por ejemplo sus autos trajeron frenos hidráulicos desde 1929, desde 1936 suspensión de resortes y horquillas adelante, en 1942 los primeros faros ocultos en las salpicaderas en la línea De-Soto, en 1951 produjo el famoso motor HEMI V-8 de cabezas hemisféricas, en 53 y 54 desarrolló el Forward Look (ó estilo avanzado) produciendo verdaderos clásicos como el Plymouth Fury 56 y el Chrysler 300-C de 1957.

Su cajas semiautomáticas Fluid Drive de 4 velocidades instaladas en sus autos en los años 40´s sigue funcionando hoy día con su sistema original de 6 volts., después la caja totalmente automática Torque Flite fue ejemplo de durabilidad y potencia, y la de botones una sofisticación muy copiada.

Chrysler 1947 Windsor, semi-automatico Fuid-Drive.

Desde 1954 Chrysler comenzó a desarrollar los motores de turbina llegando a perfeccionarlos a tal grado que controló problemas como el sobrecalentamiento, la baja potencia a bajas revoluciones (el funcionamiento óptimo de estas turbinas mejoradas era hasta las 40,000 rpm.), la optimización en el consumo de combustible y otros más, logrando fabricar unos 20 prototipos que fueron colocados con carrocería italiana Ghia de espectacular diseño entre clientes selectos en diferentes estados de la unión americana.

En 1960 Chrysler tuvo otro avance, remplazó el generador por el alternador sistema que ya venía instalado en ese año en toda la línea.

Turbina de Gas que desarrollo Chrysler

Los autos impulsados por turbina se monitorearon por un año completo obteniendo un alto grado de satisfacción entre la clientela que los tenía a prueba, al final del plazo la fábrica procedió a recogerlos encontrándose con la oposición de muchos de los usuarios quienes pretendían conservar los autos comprándolos al precio que fijara la fábrica.

El buró de dirección de Chrysler celebro una junta para evaluar si se terminaba con la era del motor tradicional de combustión interna y comenzaba la era del motor de turbina con muchas menos partes de fricción que lo hacían más potente, durable y económico, los directivos optaron por seguir con motores de cigüeñal, bielas, pernos, anillos, cabeza de válvulas, árbol de levas, etc…echando por la borda años de investigación tecnológica y cientos de millones de dólares invertidos en su desarrollo……y tal vez perdiendo una oportunidad de oro que revolucionaría la industria automotriz mundial.

Se tiene noticia que los autos fueron desmantelados ya que las autoridades de aduanas los consideraban como de importación por el origen de su carrocería y generaban para la planta un alto costo en impuestos si los conservaba o comercializaba en los Estados Unidos.

Se conservan unos cuantos en museos y según la leyenda otro más que el cliente no quiso regresar al fabricante manteniéndolo escondido por muchos años.

Chrysler Turbine 1963

Con la llegada de los autos compactos a Estados Unidos en 1959-60 Chrysler introdujo la carrocería UNIBODY o sea soldada formado una sola pieza entre el chasis y la parte superior de la carrocería (sistema implantado por Hudson en 1948 en su modelo Steep Down), el primer auto así construido fue el Plymouth modelo Valiant, el cual partir de 1961 se convirtió en la marca Valiant de muy larga duración.

En 1965 los Plymouth Barracuda vencían fácilmente al los Ford Mustang, Rambler Merlin y otros mas, gracias a su motor HEMI de alto rendimiento.

Chrysler creció comprando en 1966 el Grupo Rootes de Inglaterra y la Simca de Francia, pero nuevamente entro en crisis financiera en 1970.

En el sector de Muscle Car, Chrysler tiene fama bien ganada, aunque precisamente el desarrollo muy caro de autos como el Charger coincidió con un alto incremento en el precio de la gasolina a nivel mundial, colapsando el mercado de autos de grandes motores y metiendo nuevamente en problemas a Chrysler.

Chrysler intentó participar en el mercado de autos lujosos desde  los años 30’s con la línea Imperial de 8 cilindros en línea, en 1955 ofreció  como independiente la marca Imperial con motor V-8 Hemi misma que tuvo muy poca vida, posteriormente tuvo relativo éxito con la línea Cordoba de los años 80´s.

Los problemas de control de calidad de Chrysler  hicieron que los autos de la fábrica tuvieran una aceptación limitada, series como Plymouth Volare y el Dodge Dart gozaron de aceptación por su diseño, su motor fuerte, confiable y económico (el famoso Slant Six) y la calidad de su transmisión, pero múltiples quejas por su ensamblaje y calidad de sus carrocerías.

Para1977 Chrysler Europa estaba a punto del colapso, una nueva crisis en el precio de la gasolina hizo que Chrysler tuviera que negociar un crédito con el gobierno de los Estados Unidos por un $1 billón de dlls para no quebrar en septiembre de 1979.

Al principio de los 80’s Chrysler se enfrenta con la crisis mundial originada en el embargo del petróleo declarado por la OPEP, entonces solo contaba con motores y carrocerías muy grandes  que no cumplían con las nuevas disposiciones del gobierno, afortunadamente saca al mercado la plataforma “K” entrando de lleno al mercado nuevamente, los motores los obtiene mediante la firma de un convenio de asociación con Mitsubishi de Japón aplicándoles turbo cargadores Garret y McPherson para mejorar su rendimiento, nuevamente logran buena aceptación su productos Le Baron, Phantom y New Yorker y eleva sus ventas. Con este relativo éxito logra pagar sus deudas.

En 1987 compra lo que quedaba de American Motors, mas interesado en la línea de autos y camionetas Jeep que en las otras marcas propiedad de esa compañía (Maxwell, HUDSON, Terraplane, Nash, Lafayette y Rambler).

En 1998 en medio de otra crisis económica Chrysler firma un convenio de asociación “entre iguales” con la Dailmer-Benz, después de 2 años se vio que el trato no era entre iguales, las acciones de Chrysler comenzaron a bajar sorprendentemente y el CEO alemán Jurgen Schrempe tomo medidas graves, entre otras sacar de producción toda la línea Plymouth como marca.

Algunos Chrysler tenían entonces una fuerte influencia de la Mercedes Benz como se puede observar en el modelo deportivo Crossfire, sin embargo al separarse las marcas la tradición se impuso, el nuevo Chrysler 300 regresa con la tracción en las ruedas traseras, los nuevos socios reviven el famoso motor Hemi V8 como motor de alta solidez y rendimiento.

Aun así, en el mercado mexicano desde los años 60’s los productos Chrysler padecen de bajo valor de reventa como una herencia de los fabricados en la época de integración nacional cuando Chrysler se denominaba fábricas  “Automex “ y conservaban aún su planta principal en la calle Lago Alerto, en al colonia Anáhuac.

Esta tendencia continúa en los modelos recientes, si bien sus diseños son muy afortunados como las camionetas utilitarias Town and Country,  PT Crussier y Durango y su equipamiento funcional y ergonómico, es aún frecuente escuchar quejas sobre fallas en la instalación eléctrica, ruidos en la carrocería, quemacocos que dejan pasar el agua al interior de las camionetas familiares y fallos en los sistemas computarizados de control de encendido o de la caja de velocidades automática, condiciones que han disminuido su participación en el mercado nacional e internacional.

Los amantes de Chrysler esperamos para ella una mejor suerte en lo futuro, las señales se muestran positivas en su asociación al 58 % con la FIAT, nuevos productos como el Doge Dart en plataforma de Alfa Romeo, con un rendimiento esperado de 40 millas por galón y el Kublang que experimenta una mezcla de la tradicional fuerza de Jeep y la calidad y sofisticación de Maseratti, nos hacen pensar que la sangre nueva ha llegado otra vez a Chrysler.

Mientras tanto aquellos que seguimos siendo fieles a la marca, continuaremos atesorando sus productos, que previos a 1957 siempre demostraron bello diseño, confiabilidad y durabilidad.

– Extracto de diversas publicaciones

– Información personal recopilada en medios

– Públicos y Electrónicos.

– Magazzine del WPC Club de Norteamérica.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. Coincido completamente con el articulo. Chrysler fue por muchos años una empresa de vanguardia en la industria automotriz. Tengo 2 autos antiguos de la linea Chrysler y los disfruto mucho. Me gusta mucho su diseño mecánico simple, práctico y funcional y la belleza estética exterior.

    Saludos y felicidades al autor del articulo

  2. me gusto mucho el historial ya que yo cuento con uno de los pocos volare que quedan en existencia es 1977 me han llegado varias personas a querer comprarmelo pero me gusto desde que lo mire me gusto y no pienso desaserne de my auto asta luego propietarios de algun automovil chrysler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar