AutosNoticias

Del olvido a Taxi Neoyorkino

Un clásico Yellow Cab 1966

 

Dentro de nuestro camino de investigación encontramos un taxi neoyorkino en México, su propietario Alfredo Camacho Islas de CamachoXtreme, motociclista acróbata, de muchos años y quien se dedica a la reparación y customización de motos, nos contó como fue el proceso de modificación de su auto Chequer Motors Company,  (CMC) Checker 1966 edición 1980.

Contó que encontró el auto arrumbado, como muchos clásicos que andan por ahí rodando, ahora restaurados, era rojo con el toldo blanco. “Le comenté a papá del carro, está muy descuidado de adentro pero esta bonito. Entonces fue con sus padres a Puebla para hacer el intercambio. «Yo traía mi camioneta que era una 4×4 International 1987 e hicimos un trueque. El carro estaba en muy malas condiciones del motor, vestiduras, etc., porque lo traían como auto de carga. con mucho trabajo  me lo traje a la ciudad de México.”

Dijo que pasando el tiempo lo fue reparando poco a poco, de suspensión, llantas y motor. Lo trajo algunos años de rojo, luego lo pintó  de amarillo y así estuvo mucho tiempo. Por una temporada él también lo dejo en el olvido ocasionando esto que se picara la lámina del piso y salpicaderas.

“En Internet vi como era el carro y así lo fui modificando, estuve mucho tiempo sin hacerle nada, con la cuestión de las motos,  se quedó varado. Lo descuide mucho estaba en un lugar donde había humedad se comenzaron a picar los pisos y las salpicaderas. Lo quité de ahí, junté un dinero y comencé a comprar pisos, los vidrios, las gomas de los vidrios, la vestidura, los elevadores, gastos y gastos y no acababa”.

Comentó que el motor es  V6 tiene un año y medio que se ajustó y enseguida entró a la hojalatería, hasta ahora que lo entregaron 2016 , son sus primeros pasos apenas lleva entre 50/60 kilómetros. Estuvo un año cuatro meses en reparación.

“Busque por Internet que tipo de pintura llevaba, donde sacaba los logotipos,  hice unas calcomanías y no me gustaron, y a seguir buscando,  aunque primero hice la pintura. Una vez que se hizo se le pusieron los cuadros, los reflejantes y demás, las calcomanías del costo que se cobraba en ese entonces por milla. Las banderas que muestran que es un auto especial”.

Este vehículo desde 1966 anda circulando en este modelo, la misma fábrica fue realizando modificaciones hasta 1980  al motor, suspensión y frenos, tiene dirección hidráulica, frenos de potencia, 6 cilindros en V, encendido electrónico es muy cómodo y manejable. Fue un buen trabajo el que se le realizó al motor, con personas de la confianza de Camacho. “Los  conozco de hace muchos años, son finos y limpios.  Hay carro para rato».

Adentro se hizo toda la tapicería, se le puso el audio, unas cabeceras con pantallas para que los ocupantes de la parte de atrás puedan ir viéndolas. “Es clásico,  lo único que se le puso fueron las cabeceras con pantallas, para que los pasajeros no se aburran.”.

En el ajuste que le hicieron tardaron dos años. Le hace falta cromar los rines y unas buenas llantas, todo lo demás está completo. «Es un carro muy manejable de 6 cilindros, trae un buen motor. Para grandes recorridos el carro ya está listo», concluyó el orgulloso dueño de este Yellow Cab.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar