Noticias

Demandan usuarios de blindaje menor peso y mayor resistencia balística

• En 2020 la industria del blindaje presentará novedades tecnológicas

Debido al incremento de los índices delictivos en el país y la ascendente violencia con armas de fuego, se ha generado una mayor demanda de protección de personas y sus activos de diversos sectores industriales, por lo que cada vez más individuos se convierten en usuarios finales del blindaje automotriz, corporal y arquitectónico.

Dichos rubros que en este 2020 presentan mayor demanda son el automotriz, corporal y arquitectónico, los cuales este año presentarán novedades tecnológicas, principalmente reducción de peso (aceros y cristales), así como menor grosor (cristales) ligereza y durabilidad (fibras), según exigencias de los usuarios finales, en virtud de que en la ciudad es más común el uso de armas cortas y en el interior del país de armas largas.

Para el blindaje automotriz, Daniel Portugal , tesorero y presidente de la Comisión de Blindaje Arquitectónico del Consejo Nacional de la Industria del Blindaje (CNIB), enfatizó que existen vidrios con una tendencia a bajar plomo y hierro, que se denomina low iron, esto permite que el material tenga un mejor comportamiento balístico porque se puede hacer un curvado mucho más sencillo, lo cual genera un blindaje más delgado.

Por su parte, Federico Forastieri, director general de Swebor LATAM en México (nueva empresa asociada al CNIB), agregó que en el sector automotriz, con unidades más ligeras y con menor peso, se crea una demandan de aceros balísticos más livianos y que posean mejores niveles de protección.

 

Aseveró que el nivel de blindaje más utilizado para automóviles de uso civil es el NIJ IIIA. De igual forma, el segmento que ha crecido en la demanda del acero, es el del transporte de carga, específicamente para las cabinas de tractocamiones. El volumen de importación del acero es de 3 mil y 4 mil toneladas al año, según cifras emitidas por Federico Forastieri.

De acuerdo con datos del CNIB, el porcentaje de uso de vehículos blindados es 70% (particulares) y 30% gobierno (en sus tres niveles). Los usuarios hoy se involucran más para conocer qué tipo de materiales se emplean es sus unidades para tener la certeza que a la hora de un incidente, los materiales balísticos resistirán los impactos de armas de fuego. En ciudad es más común el uso de armas cortas y en el interior del país armas de largas.

En cuanto a insumos para el blindaje automotriz, Álvaro Fuentes, presidente de la Comisión de Fabricantes y Comercializadores de Materiales Balísticos del CNIB, contextualizó que la tendencia para este año son aramidas tejidas más ligeras para blindajes Niveles III y II para amenazas urbanas menores.

El objetivo es fabricar y comercializar materiales más flexibles a fin de lograr una instalación más fácil y rápida para generar un beneficio para el usuario final en cuanto a tiempos de entrega más cortos.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar