NoticiasReportuning

Homenaje al maestro del periodismo especializado Rodolfo Sánchez Noya

Se unen armadoras para hacerle un reconocimiento por 56 años de labor periodística en la industria automotriz

 

 

Se unen directivos de diversas marcas automotrices para llevar a cabo un merecido homenaje al maestro del periodismo especializado Rodolfo Sánchez Noya, del programa de televisión Alta Velocidad, por 56 años de labor periodística en donde ha destacado como cronista del deporte motor y como periodista de la industria automotriz.

El evento fue organizado por las armadoras Renault, Grupo Chrsyler, Audi, Peugeot, Mazda, Seat, Nissan, Subaru, Porsche y Mercedes-Benz. Rodolfo llegó acompañado de su esposa María Irene Correa y de su hija, Sai Irene Sánchez Correa,  a quienes agradeció su apoyo, así como a las marcas que hicieron posible este homenaje. Al evento, asistieron los directores de Audi, Mercedes-Benz y Porsche

 

 

Rodolfo Sánchez Noya nació el 15 de septiembre de 1934, es el mayor de cuatro hermanos, sus amados padres Félix Sánchez de la Barquera y su esposa, Florentina Noya de Sánchez (a quien Rodolfo sigue recordando y haciendo mención de ella en algunos de sus programas).

 

 

Fue una ceremonia llena de recuerdos, rodeado por familiares y amigos, Rodolfo contó que se inició en el mundo de los autos desde pequeño pues su papá lo llevaba al Autódromo de Balbuena donde él corría en un automóvil. “Fue en los años cuarenta y tantos, yo iba a verlo y él me platicaba, observaba todos los detalles, y me entusiasmé desde esa edad».

 

Dijo que desde muy chico tuvo el interés por los coches y la comunicación, pues no solo construía sus propios autos de juguete sino que era un radio escucha incansable del Club Automovilístico Radio Volante.

«De chamaco me gustaba jugar detrás de un micrófono, simulaba yo como narraban los juegos de fútbol, luego en las escuelas era yo el que declamaba, ya en la escuela primaria yo dirigía las reuniones, las fiestas, en fin, todo lo que había».

Rodolfo estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México, (y también tiene la carrera de maestro) en esa etapa fue cuando por azares del destino tuvo su primer contacto con lo que mas tarde se convertiría en su pasión el mundo automotriz: «Estando yo en la Facultad de Derecho, un día me salí porque oí ruido de motores y había un autódromo chiquito en Copilco, y ahí conocí a Pedro y a Ricardo Rodríguez, a partir de entonces nos hicimos amigos y los seguí durante muchos años».

 

Rodolfo llegó acompañado de su bella esposa María Irene Correa
Rodolfo llegó acompañado de su bella esposa María Irene Correa

 

Inició su carrera de cronista deportivo en la radio mexicana, donde logró varios éxitos, como el transmitir la primera carrera de autos en el año de 1959. Un recuerdo triste de Rodolfo fue que el estaba narrando la carrera en el Autódromo cuando perdió la vida su amigo Ricardo Rodríguez en un terrible accidente.

«Fue la primera transmisión de los 500 kilómetros de la ciudad de México, en 1959 con la participación de autos tipo turismo, fue un momento sensacional, después vino el gran premio de México».

 

A lo largo de su carrera de periodista ha realizado entrevistas exclusivas a diferentes personajes del deporte motor tanto pilotos de autos de carreras como motociclistas, líderes de la industria automotriz, así como políticos.

A sus 80 años es una biblioteca andante del sector, ya que puede recordar fechas, personajes y hechos importantes dentro de la industria. Es un líder de opinión en el sector especializado.

Sánchez Noya se inició en la radio desde 1959, en radio 13. «Tuve la oportunidad de haberme iniciado en Radio 13, luego me pase a la 660, luego a la XEX, luego de ahí me fui al canal 2, después al Canal 4».

 

Trabajó en Televisa por muchos años como comentarista deportivo, en Televisa Deportes, donde se especializó en el deporte motor ya que cubría los seriales más importantes, como el campeonato mundial de Fórmula 1, WRC y cuarto de milla, entre otros.

En prensa escrita trabajó como editor y columnista en: Diario DF, El Universal, El Día y Esto. Ha recibido distintos galardones, que lo reconocen como uno de los 18 mejores periodistas automotrices del mundo.

 

Agradeció a quienes siempre lo han acompañado en su aventura peiodística su esposa María Irene Correa y de su hija, Sai Irene Sánchez Correa
Agradeció a quienes siempre lo han acompañado en su aventura peiodística su esposa María Irene Correa y de su hija, Sai Irene Sánchez Correa

 

Fue director general del Salón Internacional del Automóvil. Presidente de la Comisión Nacional de Automovilismo, que después se convirtió en la Federación Mexicana de Automovilismo gracias a sus gestiones con la Codeme, así como también como director general de prensa en el Campeonato Mundial de Fútbol de México 1986.

Actualmente es director y conductor del programa  de televisión Alta Velocidad  y Alta Velocidad Radio, Colabora en Radio Fórmula en el noticiario de Pepe Cárdenas, además del noticiario de Enrique Muñoz.

Gracias por sus enseñanzas. EQUIPO ALTA VELOCIDAD
Gracias por sus enseñanzas. EQUIPO ALTA VELOCIDAD

 

El periodista agradeció a todos los que hicieron posible su homenaje cerrando su participación con una frase con la que lo identifican: Y que por cierto en alguna ocasión hizo mención de ella el presidente Felipe Calderón, por ser un buen slogan. «Hagan de su automóvil un deporte, no un peligro».

Honor a quien honor merece y como periodista especializada me quito el sombrero ante esta gran institución que es el maestro “Rodolfo Sánchez Noya” a quien admiro y respeto. Gracias por sus enseñanzas, pero sobre todo por su amistad. www.tuningmex.com se une a este merecido Homenaje. FELICIDADES!

 

REUNIÓN DE AMIGOS EN HONOR DE RODOLFO SANCHEZ NOYA (Da click en FS para ampliar imagen) :

Homenaje a Rodolfo Sánchez Noya

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Mi vida siempre ha sido alrededor de los autos; ya sean de competencia o de cooleccion. Gracias a esta forma de vida he conocido a grandes personajes y uno de ellos ha sido el Lic. Rodolfo Sánchez Noya, de quien pude aprender mucho, ya que siempre ha tenido como una de sus tantas virtudes el de ayudar a la gente que disfruta del automovilismo.

    Recuerdo con agrado y nostalgia su lema «Haga de su automóvil un deporte, no un peligro»

    Un fuerte abrazo de tu amigo y admirador

    José Luis Gallardo Salinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar