NoticiasTecnología

Invierte AMBA 5 mdd en investigación para reducir peso en autos blindados

Reducirá el peso de los vehículos acorazados en más del 30 por ciento

 

Con una inversión anual de 5 millones de dólares la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA) impulsará este año el desarrollo e investigación de nuevas tecnologías para reducir el peso de los vehículos acorazados en más del 30%, con la implementación de productos opacos y cristales más ligeros, fabricación de materiales más resistentes y capacitación constante del personal blindador. De igual forma, la organización mantendrá para el usuario final, precios accesibles de las unidades.

Fernando Echeverri Posada, vicepresidente de la AMBA, destacó que la preocupación de los usuarios de autos blindados es el peso que se suma, pues afecta directamente el comportamiento del vehículo y lo vuelve menos amigable. Adicional, se agrega el mantenimiento y desgaste de los autos, rubros en los que por varios años los socios de la AMBA han trabajado.

En la actualidad, un vehículo blindado registra en promedio un peso menor entre 25 y 30%, comparativamente a unidades acorazadas  hace 10 años, lo cual es muy importante para el comportamiento y confort de la unidad.

“Hoy las estructuras de los automotores son más livianas y de materiales como aluminio, las cuales pueden ser más débiles y al momento de blindar sufrir más, por ello hemos trabajado con muchos tipos de materiales, el más importante es el vidrio que ahora es más delgado y con mayor resistencia. Antes para detener un impacto de rifle como el AR15, se requerían cristales de 44 milímetros, por ello bajamos a 42, 36, 34, 27 y 25 milímetros de espesor”, añadió el directivo.

Explicó que el rubro de los materiales opacos y láminas ha evolucionado considerablemente. En la actualidad existen aceros balísticos con más resistencia que permiten manejar espesores menores; por ejemplo, un acero de 9 milímetros ha bajado en algunos casos hasta 6.5 milímetros.

En las diferentes partes de la unidad a proteger, se instalan materiales más ligeros como aceros, arámidas o dynema, dando como resultado la considerable disminución de peso en los últimos tres o cuatro años.

Hace 5 ó 10 años –afirmó el vicepresidente de la AMBA- una camioneta Suburban Nivel III aumentaba en peso entre 450 y 500 kilos, hoy alcanzamos pesos de apenas 300 kilos, inclusive menos en algunos otros tipos mantienen éstos desde hace 15 años con una variación que no rebasa el 5%.

Investigación y desarrollo

“Los asociados a la AMBA invertimos anualmente hasta 5 millones de dólares para investigación y desarrollo. La cooperación con nuestros principales proveedores a nivel internacional es elemental para conocer materiales, diseños y tendencias de esta industria que atiende a los sectores público y privado. Es una investigación que tiene que ir de la mano entre los fabricantes de autos, proveedores de materias primas y los blindadores”, añadió Echeverri Posada.

Respecto al nicho de los vidrios, que son un compuesto de varios materiales y capas, el desarrollo consiste en alcanzar materiales de alta resistencia. La investigación debe ir de la mano desde que nace la materia prima hasta que se obtiene el producto final.

De igual forma, los miembros de la AMBA se actualizan en el desarrollo de las armas y municiones que existen en la calle. “Tenemos materiales más resistentes pero también armas más agresivas, esto dificulta los desarrollos pero lógicamente tiene un grado de inversión más alta, por ello una parte fundamental es el contacto permanente con los fabricantes de armas y municiones.

Pero son dos frentes que la AMBA revisa: Uno es mantenerse informado de lo nuevo que se fabricando legalmente, y otro es saber qué en la calle, qué tipo de armas y municiones utiliza la delincuencia, pues en México es común que el crimen altere armas y balas (cambio de pólvora) para hacerlas más potentes, esto se convierte en 3 mil ó 3 mil 200 pies por segundo en cada disparo, y eso para el blindaje es muy significativo.

Respecto al uso de acero es una materia prima que no será cambiada en muchos años, pero lo que si evoluciona es la composición química de los aceros y esto los hace más resistentes o más delgados para el mismo fin. “En la AMBA utilizamos materias primas que han evolucionado, incluso que ya no tienen caducidad y no sufren con la humedad”, aseveró Fernando Echeverri.

Blindaje menos artesanal, más industrializado

Sí puede pasar, afirmó el vicepresidente de la AMBA, pues existen algunas plantas de blindaje que manejan una línea de producción más ágil, pero hacer blindaje robotizado como ocurre en la industria automotriz, pero no es tan fácil, pues el blindaje es muy artesanal, manual, dedicado, al detalle, no es un proceso sencillo que vaya a automatizar en el mediano plazo.

 “Sí ha evolucionado, hay empresa que manejan kits de blindaje y han logrado integrar a una línea de producción, pero existen otras compañías que siguen con el sistema tradicional donde se blinda carro por carro”, agregó.

Capacitación al operario

 Pero para la industria del blindaje mexicano la evolución de los materiales y la reducción del peso del automotor no representan nada sin la capacitación del personal operario. La AMBA considera este punto como un tema esencial, pues un blindador que no esté actualizado en su sector y con los nuevos modelos de la industria automotriz, refleja a una empresa que no tiene mano de obra altamente capacitada y que en materia tecnológica se convierte en un peligro para sus clientes.

 Esta es la diferencia entre una empresa que pertenece a la AMBA y otra que no. Esta organización emplea diferentes tipos de capacitación: Los socios mandan a su personal a las distintas plantas de sus proveedores, o los proveedores envían técnicos a las blindadoras; la asociación reúne a su personal por áreas a actualizar y contrata a instructores externos en temas como soldadura, tipos de materiales, tecnología del vehículo, electrónica, entre otros.

De igual forma, los socios de la AMBA acuden a distintas ferias internacionales de seguridad, policiales y militares, de armamento y autos shows para recibir la información de todos los proveedores de esta industria.

“Nos convertimos en consultores de seguridad para clientes  de los sectores público y privado; y gran parte de esa capacitación que recibimos se la transmitimos a nuestros usuarios finales”, finalizó Fernando Echeverri.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar