AutosNoticias

Por primera vez CESVI México hace prueba de impacto al Toyota Prius híbrido 2017

Primer análisis de reparabilidad

Preocupado el Centro de Experimentación y Seguridad Vial  (CESVI) México por estar y mantener a la vanguardia en la información de la reparación automotriz, ahora entra al campo de los híbridos y muy pronto al de los eléctricos para poder capacitar a los talleres automotrices en estas nuevas tecnologías que van en aumento.

En continuidad a su programa de investigaciones para este año, Cesvi México llevó a cabo en sus instalaciones las pruebas de impacto a baja velocidad del automóvil híbrido Toyota Prius 2017, las cuales cumplieron con los parámetros establecidos por el organismo internacional RCAR (Research Council Center for Automobile Repairs, Consejo mundial de centros de investigación en reparación automotriz).

Crash Test

En el primer experimento, correspondiente a la prueba trasera, el vehículo de impacto registró los 15.30 Km/h y con sus 1400 kilogramos golpeó la parte trasera derecha del Toyota Prius, el cual sufrió daños en fascia trasera, spoiler, tapa cajuela y alma metálica.

La segunda prueba consistió en la simulación del choque de frente. En esta, el vehículo híbrido alcanzó los 15.34 Km/h e impactó el 40 por ciento de su zona frontal izquierda, por lo que se afectaron cofre, fascia delantera, tapa de gancho de remolque y patilla del faro.

Ruben Moreno Torres, gerente del Área de Automóviles en CESVI México, comentó que este vehículo trae las baterias en la parte de abajo del asiento trasero  con el golpe de la parte trasera no las afecto el daño solo llegó a la parte posterior del piso de la cajuela y la fascia por tal razón no el daño no pudo haberse extendido hacia las baterías.

«Por el momento no se puede decir en cuanto saldría reparar el daño hasta que lo desmontemos y ver si no tiene daños mayores pero por lo que se ve es la fascia y el alma metálica y el absorvedor que sufrieron daños entonces habría que obtener los costos del fabricante, para poder estimar el costo de la reparación».

Explicó que eligieron Toyota porque es el vehículo que más ventas tiene, el que más se ha vendido en el mercado, por eso siguiendo la metodología que tienen de analizar los vehículos más vendidos y siniestrados por eso eligieron el vehículo híbrido de dicha marca.

Cabe recordar que las pruebas que realizan los especialistas de Cesvi México tienen la finalidad de analizar los aspectos de reparabilidad, disponibilidad de piezas y comportamiento de los elementos de seguridad. Siendo este el primer estudio de este tipo que se realiza en México. Además, el Prius es el cuarto modelo de la marca japonesa que se estudia en el Centro de Experimentación, siendo los anteriores, RAV 4, Corolla y Yaris.

Sobre el Toyota Prius cabe decir que es el vehículo híbrido de mayor aceptación por los consumidores mexicanos. Según datos de la marca, en el pasado mes de abril se vendieron 659 unidades.

Un detalle que todos los presentes notamos es que no se activaron las bolsas de aire con el impacto, Moreno explicó que esto es debido a que entre 15 y 20 km es zona de incertidumbre para que se activen pero que esto ya depende de cada armadora.

Retos y oportunidades en el mercado de reparaciones de colisión

Paralelo al crash test, Osiel Velázquez Rodríguez, director de Operaciones de Cesvi México expuso el tema “Retos y oportunidades en el mercado de reparaciones de colisión”, conferencia en la que explicó la evolución que han tenido los automóviles al contar cada vez con más sofisticadas tecnologías que demandan que los propios talleres de reparación se actualicen para que puedan regresar a su estado original carrocerías fabricadas con aleaciones de acero UHD (ultra alta densidad) y de aluminio, reemplazar bolsas de aire, y los sensores de sistemas avanzados de asistencia al conductor, ADAS, por sus siglas en inglés.

Respecto a los ADAS, Velázquez aclaró que de seguir la velocidad de desarrollo e implementación de infraestructura urbana y diseño automotriz, la expectativa es que en 2022 sea más común el control de aceleración por lo que se manejaría “sin pies”; para 2028 se manejaría “sin manos” al contar con auxiliares de permanencia en el carril; en 2036 el reto es manejar “sin ojos”, es decir que se consiga la autonomía parcial con la supervisión humana y sería hasta 2045 cuando se conjugarían los factores para conducir “sin mente”, lo que significa la autonomía plena del automóvil.

Evolución del cliente

Velázquez  Rodríguez aclaró además las características de los nuevos clientes de los talleres de reparación que como nunca han estado conectados a las tecnologías de la información. “La generación de los milenials son clientes con mayor acceso a medios electrónicos, por lo que exigen más información y piden que se le brinden detallen continuos a lo largo del proceso de reparación porque saben que es posible hacerlo”, puntualizó el directivo.

Vehículos híbridos y eléctricos en México

De acuerdo con cifras de la AMIA (Asociación Mexicana de la Industria Automotriz) de enero a abril de 2017 se han vendido 3298 automóviles híbridos y 106 eléctricos para un total de 3,404 unidades. En tanto que durante todo 2016 se comercializaron 8,260 vehículos con estas tecnologías.

En comparación, la ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) reporta que en el primer semestre de este año se han movilizado 29,941 unidades. Sobre la reparabilidad por colisión de este tipo de vehículos, Cesvi México está a punto de publicar la canasta básica de refacciones 2017 que por primera vez incluye al segmento híbrido/eléctrico determinado por la propia AMIA.

Osiel señaló que más adelante comenzarán a hacer la prueba de colisión a los autos eléctricos también para ver su reparabilidad y capacitar en ello a los mecánicos, pero por el momento hay menos de estos vehículos circulando que los híbridos

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar