Noticias

Recomendaciones para evitar accidentes en el automóvil por el uso de desinfectantes con base alcohol

Debido a la pandemia de COVID-19, uno de los productos recomendados para desinfectar las manos cuando no se tiene acceso a agua y jabón, es una solución de 70% alcohol etílico y 30% agua, la cual puede estar en presentación líquida o en gel.

Esta última versión, es la más popular y comercial, por lo que acarrear un recipiente en el automóvil se ha vuelto algo habitual.

Como hemos establecido, al ser la base de la mezcla alcohol etílico, esta sustancia es sumamente volátil, lo que quiere decir que al calentarse puede cambiar su estado líquido a gaseoso, convirtiéndose en un producto peligroso si no se maneja con cuidado, ya que es inflamable y pude empezar a “arder” sin que se vea una flama.

Por ello, cuando dejamos los envases de gel dentro del vehículo y éste queda estacionado bajo los rayos del sol, el interior se convierta en un lugar con riesgo de incendio y ya se han reportado incidentes alrededor del mundo.

Conato de incendio

Por lo general, las botellas de gel las dejemos en la consola central o en los compartimientos de las puertas y descansa-brazos. Sin embargo, no nos detenemos a pensar que en el habitáculo la temperatura puede incrementar en más de 18°C con relación al exterior con solo 30 minutos de exposición al sol de medio día, según pruebas realizadas por Cesvi México.

De esa manera, los vapores producidos por estos productos pueden llegar a generar fuego en presencia de alguna chispa producida por algún componente eléctrico del vehículo o ajeno al mismo.

Los alcoholes son inflamables a temperaturas entre 13 a 34°C dependiendo del tipo y concentración de estos. Considerando que el gel antibacterial contiene alcohol en mayor proporción además de agua y glicerina entre otros ingredientes, en la ficha técnica de algunos de estos productos se indica que su punto de inflamación es de 35°C, por lo que se recomienda evitar exponer el producto a temperaturas mayores para evitar el riesgo de que se generen vapores que pueden arder al estar en contacto con una flama abierta.

Degradación del producto

Además de existir el riesgo de incendio, estos productos al ser expuestos a la luz del sol y al calor, pierden sus propiedades de desinfección, por lo que se hacen las siguientes recomendaciones:

  • No dejes envases con gel antibacterial dentro de los vehículos.
    • Para poder llevarlo contigo utiliza presentaciones en envases pequeños.
    • Colócalo en espacios del automóvil en donde no incidan directamente los rayos del sol mientras conduces.

En resumen, ¿El sanitizante puede arder? Sí.  Aunque es poco probable que sin alguna chispa o flama abierta causara un daño severo.

Desinfectantes en aerosol

De la misma forma, los productos en aerosol, ya sean desinfectantes, aromatizantes, desodorantes o de cualquier otro contenido, implican un riesgo todavía mayor al dejarlos dentro del auto y verse sometidos a altas temperaturas, pues sus propulsores son propano y butano, dos ingredientes inflamables que se encuentran en encendedores.

Así, con el calor, el producto se expande aumentando la presión interna hasta que la lata se vence y explota. Ha habido casos en los que, al dejarlos al interior del automóvil, los botes de aerosol han salido expulsados del auto rompiendo quemacocos, medallones, ventanas y hasta cajuelas.

Por lo tanto, para evitar daños a tu vehículo, pero sobre todo por tu seguridad y la de tu familia, evita dejar dentro de tu automóvil envases inflamables.

Fuente; Autobody Magazine

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar