Noticias

Sigue a la baja industria automotriz mexicana

Cae en agosto 31.6 por ciento

Anuncian los líderes de la industria automotriz mexicana que en 13 meses de baja continua en las ventas,  completando el número con el mes de agosto donde la producción cayó 31.6 por ciento mientras que la producción bajo 24.4 por ciento.

Lo anterior fue informado por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dijeron que este mes de septiembre se podrá tomar como referencia para el Programa de Renovación Vehicular, pues apenas se han liberado los recursos para el mismo.

En el acumulado anual (enero-agosto) se han vendido en México 471 mil 658 unidades, lo que se traduce en una disminución del 31.2 por ciento, con respecto a las 685 mil 747 unidades en el mismo periodo del año pasado.

Alfredo Llorente, director general de la AMDA, dijo que este mes todos los segmentos, excpeto el de los autos deportivos, registraron bajas. La mayor caída fue en el segmento de los Camiones pesados con una baja del 67.4 por ciento.

El segmento de los Subcompactos perdió 33 por ciento, con 8 mil 174 unidades menos; Compactos cayó 24.3 por ciento, dejándose de facturar 4 mil 647 unidades; los De lujo disminuyeron 39 por ciento, con mil 485 vehículos menos; y Usos múltiples cayó 32.4 por ciento, lo que significó dejar de colocar 6 mil 370 unidades.

El segmento de Deportivos fue el único que registró crecimiento de 17.4 por ciento, con una facturación de 640 unidades, es decir, 95 vehículos más que en agosto del 2008.

En referencia a las marcas dijo que en el acumulado anual, Nissan continúa en el primer lugar de ventas con un 19.9 por ciento de penetración, seguido de General Motors, con 17.7 por ciento del mercado nacional; Volkswagen 14.2, por ciento; Ford, 12.3 por ciento; Chrysler, 10,6 por ciento; Chrysler, 10.6 por ciento; Toyota, 6.8 por ciento; y Honda, 4.4 por ciento. Estas últimas siete marcas comercializan el 85.9 por ciento del total de los vehículos que se vendieron en México.

Las empresas con mayor caída de ventas en los primeros ocho meses fueron Lincoln, con una baja del 54.3 por ciento; Volvo Cars, que comercializó 54 por ciento menos; Bentley, menos 50 por ciento; Land Rover, que cayó 46.9 por ciento; Jaguar, menos 43.3 por ciento; y General Motors que vio bajar sus ventas de enero a agosto en un 42.1 por ciento.

Por su parte Eduardo Solís, presidente de AMIA, comentó que en el octavo mes del 2009 se fabricaron 134 mil 501 unidades, es decir 70 mil 353 unidades menos que en el mismo mes del año anterior, lo anterior significa una caída del 34.3 por ciento.

En los primeros ocho meses del año se han producido en México 845 mil 858 unidades, más de medio millón de unidades menos que en el mismo periodo del año precedente, cuando se fabricaron un millón 404 mil 364 unidades; en otras palabras, la baja en el renglón de la producción es de 39.8 por ciento en los primeros ocho meses del año.

La exportación de vehículos mexicanos al extranjero se vio menos afectada que en otros meses debido, en parte, al programa gubernamental de apoyo de Estados Unidos denominado «Dinero por chatarra». Solís explicó que en agosto se exportaron 111 mil 263 unidades, es decir un 22.4 por ciento menos.

De enero a agosto del 2009 se han exportado 688 mil 824 unidades, que comparadas con el millón 102 mil 23 unidades del mismo periodo del año precedente, dan como resultado una baja del 37.7 por ciento.

El programa «Dinero por chatarra», que implementó el gobierno de Estados Unidos, propició, de acuerdo con el Departamento de Transporte de Estados Unidos, una venta de 685 mil 201 vehículos. Cabe señalar que los países exportadores al mercado de Estados Unidos siguen a la baja; México reportó una caída de 37.5 por ciento en sus envíos a ese país durante los primeros siete meses.

Sin embargo, el programa «Dinero por chatarra» mitigó la caída de las exportaciones de nuestro país, al registrarse en agosto una caída de 21.7 por ciento, respecto al mismo mes del año anterior.

Tanto AMIA como AMDA, pidieron esperar para ver los resultados del primer mes completo de la implementación del Programa de Renovación Vehicular, pues de acuerdo con Eduardo Solís, «los recursos acaban de llegar», por lo que hay que ver cómo se desarrolla septiembre en cuanto a solicitudes de ingreso al mencionado programa.

Llorente, por su parte, coincidió con el presidente de AMIA dijo que el programa implementado en México no es ni burocrático ni lento, sino al contrario. Los directivos señalaron que en México no hay un precedente de un programa similar para autos de pasajeros, por lo que los trámites y el desempeño que ha tenido el Programa de Renovación Vehicular sirven como una buena base para futuros programas de renovación vehicular.

Eduardo Solís  dijo que en lo que se refiere al financiamiento automotriz, éste se ha venido dando, sobre todo, gracias a las financieras de marca, ya que prácticamente no hay crédito bancario automotriz.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar